a-quien-le-toco-el-fuego-9788482551500

Tanto el mundo judeo-español como el turco-otomano que fueron los dos de la judería histórica en la que nací, así como el ladino (sefardí...), que fue mi lengua natal, han dejado de existir (...).
"Mi obra literaria forma parte de la vasta literatura de inmigración, que hoy día se encuentra en todo el globo. Somos multitud los escritores extraviados de una civilización a otra, de su país al extranjero, de su idioma natal a literaturas ajenas, sin pertenecer, ni en alma ni en cuerpo, a ninguna otra entidad humana (...).
"Creo que no hay un puente mejor que la poesía para el diálogo entre los pueblos, especialmente en nuestra región y en nuestro tiempo, tan cargado de odio y con tantas agresiones

Novela negra - Jordi Cervera
Loto azul - Carmen Gallego Martínez
Vesubios - José Vicente Quirante
Defensa de la poesía - Percy B. Shelley
Hasta el final camina el canto - Santiago Montobbio
Los espejos de la ceniza - Ignacio Martínez-Castignani