jornaleros-del-telefono-

"Buenas tardes, mi nombre es Miguel y llamo de Citibank, ¿Puedo hablar con el señor Eduardo martínez?". Esa voz amable, versátil, casi ingenua, que solivianta el silencio de la casa es la de uno de los miles de jornaleros del teléfono que, desde Madrid, Buenos Aires o Tánger, nos llama solícito. ¿Jornaleros del teléfono? El joven, licenciado universitario, seguramente se removería inquieto ante la comparación. No, él no es un segador de Novecento, ni en este call-center se desuellan alcornoques, como hacían los Maltiempo que retratara Saramago en "Levantados del suelo". Él no se ensucia las manos, y su trabajo, nos diría, lo hace sentado, es cognitivo, inmaterial... 

Prólogo de Ruth López

La huelga más larga - Manuel Cañada, Asamblea de Yeseros y Escayolistas de Badajoz y Joaquín Vega
Tiempos precarios - Manuel Cañada
LA RIQUEZA DEL COMÚN - José Iglesias
Crónicas desde el margen - José Iglesias Fernández
Pensiones públicas - José Iglesias Fernández
Renta básica de las iguales - José Iglesias Fernández

subscriu-t´hi