vacaciones-en-polonia-9-

Vacaciones en Polonia es, probablemente, uno de los fanzines de combate más longevos y cuidadosamente editados de cuantos han aparecido en la península Ibérica. Tras un largo tiempo de incertidumbre y confinamiento, todxs a merced de la Covid (entiéndase bien: el bicho y quienes lo gestionan), ve la luz un nuevo número de VP, el 9, esta vez dedicado a la Fuga, en parte como diálogo al VP8 Reclusión (Literaturas a la Sombra) y en gran medida como necesidad de pensar cómo escapar de esta movida tan siniestra que llaman “nueva normalidad” y que no es sino una vuelta de tuerca al “esto es lo que hay”, la sacrosanta y obligada Realidad. A nadie se le escapa que vivimos en un mundo estrechamente vigilado por los algoritmos de Dios, el Dinero, abocados a la catástrofe medioambiental a una velocidad cada vez mayor, atrapados en la red virtual, geolocalizados, rastreados, registrados... ¿Cómo desaparecer al ojo del Gran Hermano, de la exigida puesta en escena de nuestra individualidad y del exhibicionismo generalizado? ¿En qué medida estamos dispuestos a llevar a cabo una desconexión tecnológica que nos permita recuperar parcelas de vida arrancadas por la productividad inútil y nuestro sometimiento constante a la pantalla intermediante?, ¿que nos permita recuperar lo poco que va quedando de un planeta esquilmado por el afán de recursos y de lucro?Tantos puntos de fuga tiene la Fuga que apenas caben en este número. Presos que escapan, artistas que huyen, lectores que se evaden... La literatura, también, como Gran Evasión. Innumerables pistas, rastros de fugas y conspiraciones contra la Realidad. Desde las pequeñas fugas cotidianas a las grandes gestas de quienes consiguieron escapar de la esclavitud y las instituciones de control. Método supremo de defensa, escapar es una de las actividades esenciales de todo ser viviente. Huir del peligro es lo que hace cualquier animal que se percibe como presa fácil. La historia de la humanidad no es sino un sucederse de gente que huye en masa de situaciones de conflicto bélico, de la pobreza y la justicia de regímenes autoritarios y estúpidos. El hombre moderno no es sino un ser en fuga. Huye de su destino, con demasiada frecuencia trágico y miserable, forzado a un trabajo para un amo ingrato y cruel que solo busca su propia afirmación en su propio privilegio, y cuya justicia es básicamente castigar. De ahí que la esencia del hombre moderno sea la huida de esa realidad y el arte verdadero de su vida sea el arte de la fuga hacia más allá de los límites y las fronteras que el sistema del amo, estamento o estado privilegiado, le marca. Frente al sistema del Estado-Capital atrincherado que afirma su asfixia, el lugar de la apertura, la incertidumbre del paso hacia afuera, hacia el exilio del dogma y la certeza nunca suficientemente apuntalada. Ahora que tan difícil se nos presenta la posibilidad de escapar en tiempos de control global del movimiento de la población, es preciso abandonar ese sistema basado en la ganancia y la vigilancia y crear una nueva semiosis contra cualquier identidad impuesta por el régimen opresor. Transgredir los géneros, ensayar múltiples fugas de la normatividad clasificatoria y reduccion.

EL LIBRO DEL ARTE - VV.AA.
El libro de la ley - VV.AA.
FUERZA Y DETERMINACIÓN! - VV.AA
Arte accesible - Felipe Alaiz
En la revolución española - Carl Einstein
En plena noche contra los poderes, o el bluff surrealista - Antonin Artaud

subscriu-t´hi