el-postporno-era-eso-9788496614826

Así que la Caperucita Roja del cuento, después de ser violada, golpeada y humillada durante siglos, quiere asumir el papel del lobo. Pero son demasiados los abusos a los que ha sido sometida, así que nos vemos obligadas a pegarnos entre nosotras para poder abrir, sentir y llorar las heridas que heredamos de generaciones y generaciones de fábulas. Y así redimirlas y escribir nuevos cuentos.

Todas las Caperucitas Rojas se vuelven lobos en la práctica postpornográfica.

Publicidad y revolución - Alan Bradshaw y Linda Scott
Vampirismo ibérico - Salvador García Jiménez
Capitalismo gore - Sayak Valencia Triana
Su satánica majestad, Aleister Crowley - Martin Booth
No tendrás casa en la puta vida - Ismael Llopis Navarro
España es sobrenatural - Mondo Brutto y Vacaciones en Polonia