la-levitacion-de-sor-clarisa-9788494501012

Espero con estos relatos no herir la sensibilidad religiosa de nadie; por el contrario, sólo espero entretener, sacar una sonrisa, y por eso los he llamado «divertimentos». Alguien dijo que la más alta expresión de la inteligencia humana es la capacidad de reirse de si mismo, de sus principios, de sus creencias, aun  de sus sentimientos. Nada más cierto.

Muchos los hallarán más que entretenidos blasfemos, que será según del cristal que se pongan entre sus ojos y el mundo. Pero si ese cristal fuese totalmente transparente, si no tiñésemos todo del color de nuestro propio punto de vista, si fuese nuestra mirada como la de un niño abre sus ojos para buscar la maravilla, podríamos reir de las cosas más graves a mandíbula batiente.

Un paquete para el manager - Arturo Seeber Bonorino
RELATOS - Ion Arretxe
Pasaje a Nicaragua - Josefa García Arias
La cuerda - Paqui Maqueda
Muerte de un banquero - Jesús Burguera
Carvalho - Manuel Blanco Chivite y Javier Coria

subscriu-t´hi