cocina-tocador-9788418252372

Hemos vivido rodeadas de productos destinados a embellecer y cuidar el cuerpo desde el principio de los tiempos. Desde las épocas más dadas a probar e investigar y a mostrar, a épocas en las que la doble moral las condenaba públicamente pero las toleraba en privado u otras en las que el maquillaje y las cremas llegaron a estar directamente prohibidos.

En pleno siglo XIX, la pionera Lola Montez, desafiando las convenciones sociales establecidas, fue la primera en decirle a la sociedad que se lavase, se maquillase y se exhibiese, recomendando, por cuestiones de seguridad, hacerse sus propios productos cosméticos. Casi acabó en la hoguera.

Dos siglos después, tras el auge de la cosmética industrial, basada en la química y en el bombardeo publicitario, Laura Podadera consigue, con esta completa guía, empoderarnos para que, con criterio propio, ingredientes caseros y técnicas y recetas sencillísimas, elaboremos los productos para nuestro autocuidado, cuidando, al mismo tiempo, nuestro bolsillo y el planeta.

TEORÍA: Sabrás qué ingredientes necesitas en tu alacena particular, ya sea para iniciarla o complementarla, y aprenderás a extraer los principios activos habituales en las preparaciones con el fin de reducir los costes del producto final.

PRÁCTICA: Reconocerás, administrarás y combinarás los ingredientes de modo seguro y eficaz, te familiarizarás con la formulación cosmética hasta el punto de crear tus propias fórmulas. La última parte de este libro, con formulaciones y recetas, se convertirá en compañera inseparable en este viaje.

Laura-Podadera-García-9788418252372

Laura Podadera García: Vilassar de Mar, Barcelona; 1983 Desde bien pequeña me interesaron las ciencias (especialmente la botánica), la experimentación y la creatividad. También desde que tengo uso de razón, me gusta cocinar. Con el paso de los años, además, me he dado cuenta de que me encanta aprender cosas nuevas. Me licencié en Magisterio y soy maestra, pero durante la baja por maternidad de mi primer hijo (2014) empecé, de manera autodidacta, a aprender cosmética natural y jabonería, desde el disfrute y el hobby, pero también desde la rigurosidad y el respeto por los ingredientes. Enseguida supe que era algo que me apasionaba: podía "cocinar", experimentar, crear tanto a nivel estético como formular nuevas recetas y aprendía constantemente cosas nuevas, lo que llenaba mi sed de conocimiento. Fue una fusión de habilidades y aprendizajes previos. Una materialización de muchos conocimientos adquiridos.

La revolución de los cuidados - María Llopis
Zaldibar zona cero - Ahoztar Zelaieta Zamakona
La dieta del cerebro - Antonio Palomar
Comer es un acto político - Alain Ducasse
La lucha por un campo vivo - Jose Anjel Aldai Arrillaga
Hacia la soberanía energética - Xavier Zubialde Lejarreta

subscríbete