la-destructividad-humanitaria-9788489806292

Aquello que llamamos mentira también puede denominarse creatividad, perspectiva o disfrutar de una mejor información. Alguien lo hará, con seguridad. O también puede decirse quien habla el último gana, aunque ésta, como el vocablo mentira, son expresiones inconvenientes cuando no desconsideradas: excesos. Si la guerra es la máquina más obvia de producir víctimas que la mente humana ha inventado y la primera víctima de la guerra es la verdad, debemos concluir que la guerra es el lugar adecuado para constatar y seguir el nacimiento y evoluciones de la mentira. O sea, de la creatividad del hablante más capaz o, en la terminología del autor, del emisor del poder.

La democracia despótica - Manu
Jerusalem - Fito Rodríguez
Proclo o de la felicidad - Marino de Neápolis
Desesperar - Pedro García Olivo
Himnos y epigramas - Proclo
Locos de desatar - Juan Sánchez Vallejo

Anuncio

Del 10 al 23 de agosto estaremos cerrados para hacer unos días de descanso. Os avisamos de que los pedidos llegados en esta quincena, se servirán a partir del 24 de agosto

?>