un-libro-pirenaico-9788417065416

En 1925, el escritor Kurt Tucholsky llegaba al País Vasco continental, engrosando así la interminable lista de alemanes que hay “entre los investigadores de Eskual Herria, tal y como los vascos llaman a su país”. En la Baja Navarra encontrará que sus habitantes son “muy distintos del resto de ciudadanos de Francia” y quedará fascinado con los bertsolaris y el juego de pelota, también con la cantidad de guardias civiles y curas a este lado de la muga y con la libertad de la que goza la mujer vasca. Su viaje por tierras vascas se prolongaría durante semanas, para partir luego hacia el macizo central y acabar en Perpiñán. Su mirada es crítica y mordaz; no idealiza en absoluto lo que ve, no percibe la agonía de un pueblo, sí su vitalidad y, tal vez, su anacronismo. A través de su pluma alegre y satírica, traza un libro de viajes totalmente inusual para la época, divertido a la par que solemne, en el que habla con frescura y humanidad de individuos corrientes, sancionando ferozmente la autoridad del Estado, la Iglesia y la estupidez general imperante en el mundo.

Fútbol en el país de los sóviets - Carles Viñas
Historia del independentismo político catalán - Fermí Rubiralta
¿Vírgenes o putas? - Amaia Nausia Pimoulier
Historia vasca de la humanidad - Iñaki Egaña
Pioneras - Manuel Martorell, Salomó Marquès y M.ª Carmen Agulló
Apología - Jose Mari Esparza Zabalegi

Anuncio

Del 10 al 23 de agosto estaremos cerrados para hacer unos días de descanso. Os avisamos de que los pedidos llegados en esta quincena, se servirán a partir del 24 de agosto

?>