Editorial: Terramar

Colección: Utopía Libertaria

ISBN: 9789871523245

434 págs.

22,5x15,5 cms.

Año: 2015

Formato: Rústica

BIC: HBJD

La Gran Revolución Francesa 1789-1793

Este clásico de la historiografía social es lectura obligada para el estudio de la gestación, el desarrollo y los efectos de un hecho social, político y económico que cambió el rumbo de la historia. Resultado de más de 20 años de investigación, fue una de los primeros estudios en centrarse en la acción del pueblo de los campos y de las ciudades, que hasta ese momento no se había abordado en su conjunto.

«De las dos corrientes que hicieron la Revolución, la del pensamiento es conocida, pero la otra corriente, la de la acción popular, ni siquiera ha sido bosquejada.»

Kropotkin traza un cuadro dinámico de la lucha de fuerzas vivas y su interacción en el seno de la sociedad francesa desde la convocatoria de los Estados Generales hasta la caída de Robespierre y los Jacobinos. Señala que los campesinos y la plebe urbana no fueron simplemente la masa de maniobra y manipulada, sino que se movilizaron con reivindicaciones propias y de manera autónoma, reclamando no solo la igualdad jurídica sino, sobre todo, la nivelación económica. Esa interpretación fue original en su época, creando escuela y hoy continúa siéndolo. Es estimulante tanto para pensar la Revolución Francesa, como para proyectar una práctica emancipatoria.

Una muy cuidada edición del libro realza su dimensión homenaje a la edición y traducción original en castellano, obra de Anselmo Lorenzo.

27,00

Comparte!

Palabras clave: Historia de Europa

 
Piotr Kropotkin. Revolucionario y teórico del anarquismo (Moscú, 1842-Dmitrov, 1921). Nace en una familia aristócrata y es destinado a la carrera militar, sirviendo en el ejército ruso entre 1862 y 1867. Durante este periodo, dirigió dos expediciones a Siberia y Manchuria. En su estancia en Siberia adopta ideas anarquistas, influido por la lectura de Proudhon y su relación con antiguos compañeros de Mijaíl Bakunin. Tras la insurrección polaca de 1863, abandona el ejército y se dedica a la geografía, siendo nombrado oficial de la Sociedad Geográfica rusa y realizando exploraciones científicas en nombre de esta. Asume por estas fechas posturas opuestas al zarismo. En 1872 se afilia a la AIT, apoyando inicialmente al sector de Marx para luego unirse a la corriente de Bakunin en contra del liderazgo del primero. A su regreso a Rusia en 1874 es encarcelado por actividades revolucionarias, pero huye a Francia en 1876, participa en los intentos de reunificación del movimiento obrero internacional y funda Le Révolté. En 1882 es detenido, pasando a Inglaterra tras su excarcelamiento en 1886. Al estallar la revolución rusa (1917) regresa a su país, prestando su apoyo tanto al gobierno Kerenski como a Lenin; sin embargo, pronto critica el poder dictatorial bolchevique. Muere en 1921. El entierro de Kropotkin celebrado en Moscú en febrero de ese año, unos quince días antes de la sublevación de los marineros y trabajadores de Kronstadt que pedían respeto a las reivindicaciones obreras y libertad para los presos, que Lenin y Trotski resolverían a cañonazos, dio lugar a la última manifestación pública anarquista.
Leer más
 

La Gran Revolución Francesa 1789-1793

27,00

Este clásico de la historiografía social es lectura obligada para el estudio de la gestación, el desarrollo y los efectos de un hecho social, político y económico que cambió el rumbo de la historia. Resultado de más de 20 años de investigación, fue una de los primeros estudios en centrarse en la acción del pueblo de los campos y de las ciudades, que hasta ese momento no se había abordado en su conjunto.

«De las dos corrientes que hicieron la Revolución, la del pensamiento es conocida, pero la otra corriente, la de la acción popular, ni siquiera ha sido bosquejada.»

Kropotkin traza un cuadro dinámico de la lucha de fuerzas vivas y su interacción en el seno de la sociedad francesa desde la convocatoria de los Estados Generales hasta la caída de Robespierre y los Jacobinos. Señala que los campesinos y la plebe urbana no fueron simplemente la masa de maniobra y manipulada, sino que se movilizaron con reivindicaciones propias y de manera autónoma, reclamando no solo la igualdad jurídica sino, sobre todo, la nivelación económica. Esa interpretación fue original en su época, creando escuela y hoy continúa siéndolo. Es estimulante tanto para pensar la Revolución Francesa, como para proyectar una práctica emancipatoria.

Una muy cuidada edición del libro realza su dimensión homenaje a la edición y traducción original en castellano, obra de Anselmo Lorenzo.

Comparte!

Palabras clave: Historia de Europa

Editorial: Terramar

Colección: Utopía Libertaria

ISBN: 9789871523245

434 págs.

Medida: 22,5x15,5

Año: 2015

Formato: Rústica

BIC: HBJD

Piotr Kropotkin. Revolucionario y teórico del anarquismo (Moscú, 1842-Dmitrov, 1921). Nace en una familia aristócrata y es destinado a la carrera militar, sirviendo en el ejército ruso entre 1862 y 1867. Durante este periodo, dirigió dos expediciones a Siberia y Manchuria. En su estancia en Siberia adopta ideas anarquistas, influido por la lectura de Proudhon y su relación con antiguos compañeros de Mijaíl Bakunin. Tras la insurrección polaca de 1863, abandona el ejército y se dedica a la geografía, siendo nombrado oficial de la Sociedad Geográfica rusa y realizando exploraciones científicas en nombre de esta. Asume por estas fechas posturas opuestas al zarismo. En 1872 se afilia a la AIT, apoyando inicialmente al sector de Marx para luego unirse a la corriente de Bakunin en contra del liderazgo del primero. A su regreso a Rusia en 1874 es encarcelado por actividades revolucionarias, pero huye a Francia en 1876, participa en los intentos de reunificación del movimiento obrero internacional y funda Le Révolté. En 1882 es detenido, pasando a Inglaterra tras su excarcelamiento en 1886. Al estallar la revolución rusa (1917) regresa a su país, prestando su apoyo tanto al gobierno Kerenski como a Lenin; sin embargo, pronto critica el poder dictatorial bolchevique. Muere en 1921. El entierro de Kropotkin celebrado en Moscú en febrero de ese año, unos quince días antes de la sublevación de los marineros y trabajadores de Kronstadt que pedían respeto a las reivindicaciones obreras y libertad para los presos, que Lenin y Trotski resolverían a cañonazos, dio lugar a la última manifestación pública anarquista.
Leer más